El FFFB 2022 podría extenderse a municipios portugueses limítrofes y otros escenarios de Badajoz

El Consorcio López de Ayala, como organizador de este evento, ya diseña la próxima edición del Festival en el que se plantea extender la programación a municipios portugueses limítrofes y otros escenarios de Badajoz

El pasado sábado 10 de julio finalizaba la edición de 2021 del Festival de Flamenco y Fado de Badajoz que ha tenido como protagonistas a grandes voces femeninas. Una edición marcada por las medidas de seguridad frente a la COVID-19, con el aforo reducido al 50%.

A los cinco días de programación y 10 conciertos celebrados han asistido 2.000 espectadores. Espectáculos que se han desarrollado desde el 2 al 10 de julio en la terraza de verano del López de Ayala, en el que se permitía un máximo de 250 asistentes, y el Auditorio Municipal Ricardo Carapeto, hasta mil personas.

El festival cuenta con el patrocinio de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Badajoz. Además, se sumó el apoyo del Museu do Fado de Lisboa, perteneciente a la Empresa de Gestión de Equipamientos y Animación Cultural. El Consorcio López de Ayala, como organizador de este evento, ya diseña la edición de 2022 en el que se plantea extender la programación a municipios portugueses limítrofes y otros escenarios de Badajoz.

Por esta edición pasaron jóvenes promesas como los del día 2 de julio. Por un lado, la jovencísima cantante portuguesa Teresinha Landeiro con su nuevo disco Agora y el genio de la guitarra flamenca el extremeño Javier Conde con El flamenco y su vibrante mundo. El 3 de julio, el guitarrista portugués Pedro de Castro en A Guitarra de Lisboa en la primera parte y en la segunda parte el grupo de jóvenes promesas del flamenco, Las Migas con su nuevo espectáculo Empatía, con todas las entradas vendidas.

Las Migas. Foto: Esme Lara

En el Auditorio Municipal Ricardo Carapeto, el día 8 la voz y el talento de Katia Guerreiro presentó un trabajo considerado fado puro: Sempre. Acompañó a la fadista, Rocío Márquez con el espectáculo Visto en el jueves. Ambas se fundieron en el escenario interpretando un fado a dúo que levantó a los espectadores de sus butacas para ovacionar a estas dos grandes intérpretes. Un momento emotivo y a la vez representativo del espíritu de este festival que une ambos estilos musicales.

Katia Guerreiro. Foto: Esme Lara

El viernes 9 de julio, la segunda velada en el Auditorio se convirtió en la más numerosa en cuanto a la asistencia de público. En esta noche se presentó un programa de contrastes: por un lado, el grupo Lina y Raül Refree  con una propuesta de fado electrónico ‘Lina_ Raül Refree’; y una de las mejores voces del flamenco como es la de Estrella Morente con todo su cuadro flamenco y un derroche de energía y talento.

Estrella Morente. Foto: Esme Lara

La última noche, la del sábado 10 de julio, se estrenó un espectáculo de baile flamenco Cafuné, de la mano de la bailaora extremeña Carmen la Parreña y para finalizar el festival la cantante portuguesa Carminho, presentó su nuevo disco María, un sorprendente trabajo marcado por la tradición y la modernidad.

Carminho. Foto: Esme Lara

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here