Hernando de Soto, el conquistador que quiso superar a Cortés y Pizarro

Badajoz, al igual que otras ciudades y pueblos de Extremadura, acoge muchas esculturas y monumentos dedicados a los distintos conquistadores y descubridores nacidos en tierras extremeñas. Una de ellas es la que representa al explorador y conquistador extremeño Hernando de Soto. Fue el escultor Enrique Pérez Comendador el encargado de crear la estatua homenaje al personaje y la Diputación de Badajoz fue la responsable de promover y financiar esta obra en 1981.

Una de las singularidades de esta obra es que se trata de una de las esculturas que ha conocido más ubicaciones distintas en Badajoz en los últimos años, llegando a estar situada en tres espacios distintos en sus cerca de 40 años de existencia.

En un principio, el monumento ecuestre fue situado en la Avenida de Huelva, donde ocupaba un espacio cercano a la oficina de Correos. Poco después, aún en la década de los ochenta, fue trasladada a la Plaza de los Alféreces ocupando el espacio central de la misma, sobre la característica estrella que simbolizaba al antiguo rango militar. Una vez que esta acometió una de sus reformas, en los años noventa, la estatua volvió a ser trasladada, en este caso a la Avenida Tomás Romero de Castilla, donde actualmente da la bienvenida a los vecinos al barrio de Valdepasillas.

La estatua representa a Hernando de Soto montando a caballo, el cual levanta una de sus patas frontales, y sosteniendo el conquistador una espada con sus dos manos. Se levanta sobre una base de piedra en cuyo frente hay dos placas. En la primera, en la parte superior de la base, se lee «La Diputación Provincial al pueblo de Badajoz», y en la segunda situada en la parte inferior aparece la leyenda «La Diputación Provincial al Pueblo de Badajoz. Esta estatua de Hernando de Soto obra del escultor Pérez Comendador fue erigida por la Diputación Provincial siendo su presidente Luciano Pérez de Acevedo. Se inauguró el día 2 de junio de 1981 en homenaje a los conquistadores extremeños».

¿Quién fue Hernando de Soto?

Hernando de Soto fue un conquistador y explorador de la América española. Se desconoce la fecha y el lugar de nacimiento exactos del conquistador pero se apunta a que fue en torno al año 1500 y que pudo ser en Badajoz, Barcarrota o Jerez de los Caballeros.

Con tan solo un escudo y una espada, Hernando de Soto se inició en las exploraciones de las colonias españolas en el año 1514, cuando acompañó a Pedro Arias Dávila en su desembarco en Panamá y, en 1523, participó en el viaje de exploración y colonización de Francisco Hernández de Córdoba a través de Nicaragua y de Honduras. Destacó por ser un excelente jinete y combatiente.

La primera exploración bajo su mando tuvo lugar en 1528 y fue a lo largo de la costa de Yucatán. Más tarde, acompañó al capitán Francisco Pizarro en la conquista del reino inca de Perú. Regresó a España en 1536, después de retirarse del Imperio Inca donde dos años antes había sido nombrado teniente de gobernador general de El Cuzco.

Quería superar las conquistas de Hernán Cortés y de Francisco Pizarro y logró que Carlos V le otorgara una licencia para explorar las tierras de Florida. El conquistador extremeño decidió costear una expedición en el interior de Florida a cambio de que se le nombrara adelantado de las tierras por descubrir y gobernador de Cuba. En 1539, partió desde Cuba al frente de una flota de nueve navíos, con más de 600 hombres y más de 200 caballos a bordo.

La expedición desembarcó en la costa occidental de la Florida y nombró al lugar Espíritu Santo. Hernando de Soto pretendía colonizar las tierras, empezando por encontrar una ciudad como Cuzco o México, para lo que llevó varias toneladas de herramientas, armas, cañones, perros, cerdos y, además de los marineros, lo acompañaron sacerdotes, herreros, artesanos, ingenieros, granjeros y comerciantes. Allí, recibió la ayuda de Juan Ortiz, un miembro de la expedición de Narváez que fue capturado por los indios unos cuantos años atrás. Sin embargo, el intento de conquista fue un fracaso, ya que no encontró oro en Florida sino un territorio plagado de pantanos, calor, humedad y unos nativos muy hostiles que complicaron su exploración. Aún así, de Soto recorrió Georgia, Alabama, Arkansas, Luisiana, los montes Apalaches y cruzó el río Misisipi, convirtiéndose en el primer europeo en avistar este río.

En marzo de 1542, sólo seguían vivos la mitad de los hombres que partieron de Cuba. Hernando de Soto enfermó de fiebre y murió el 21 de mayo en el pueblo indígena de Guachoya, en la orilla occidental del Misisipi. Los indígenas creían que el conquistador era inmortal y sus hombres, temiendo que pudieran profanar su tumba, envolvieron su cuerpo en mantas lastradas con arena y lo hundieron en medio del río Misisipi durante la noche.

Tras su muerte, Luis Moscoso, lugarteniente de Hernando, quedó al mando de la expedición y trató de llegar a México. Los expedicionarios construyeron naves para descender por la corriente del Misisipi y salir al mar, modo con el que consiguieron llegar a Pánuco, en México, después de casi 50 días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí