Una iniciativa ciudadana quiere devolver a la torre de Espantaperros su campana

Las asociaciones Amigos de Badajoz y Alcazaba promueven un crowdfounding para colocar una réplica de la campana original en la torre en el lugar que abandonó hace siglo y medio

La torre de Espantaperros volverá a contar con campana tras cerca de 150 años desde que la original fuera desmontada de su campanario. Fue en 1 856 cuando, ante el estado de ruina en el que se encontraba la torre, y con la intención de derribar el monumento, se decidiera retirar la campana para instalarla en el ayuntamiento ya ubicado en la plaza de San Juan. Desde entonces, la torre más icónica de la ciudad no ha vuelto a contar con ella.

Tras su retirada del campanario de la torre, la campana aún tuvo que vivir un episodio que a punto estuvo de hacerla desaparecer. Fue en 1878, cuando el Ayuntamiento ordenó desmontarla para fundirla y hacer otra nueva, ya que el sonido, especialmente estridente, no era del gusto de los vecinos. Pero fue, precisamente, su peculiar timbre el que la salvó de la destrucción total, pues el ruido producido por los martillazos de los operarios, afanados en destrozarla, alertó a los ciudadanos que se apresuraron para evitar perder este símbolo de la ciudad, que tiene su origen en el s XVI.

Ahora, la campana volverá a su ubicación inicial, si bien no será la original, sino una réplica de medidas y aspecto exacto, y que se fundirá una vez haya finalizado la campaña de crowdfounding, con la que se pretender recaudar los 45.000 € necesarios para llevar a cabo el proyecto. La fecha de cierre de aportaciones es el 10 de febrero de 2021.

Este jueves, el concejal delegado de Turismo y Patrimonio, Jaime Mejías, desvelaba en rueda de prensa los detalles de la campaña. Cerca de 2.000 € ya están en la cuenta, obtenidos en la celebración de la actividad ‘Abraza la Alcazaba’ que tuvo lugar el año pasado. El resto, será sufragado por los ciudadanos, si bien el Ayuntamiento cubriría la cantidad que faltase en caso de no lograr el importe deseado al finalizar la campaña.

Cualquiera podrá participar realizando cualquier aportación económica (no hay una cantidad mínima) a la cuenta creada para tal fin: ES34 3009 0001 2326 6579 6922. Además, quienes aporten un mínimo de 20 € contarán con el aliciente de ver su nombre grabado permanentemente en una placa que el Ayuntamiento de Badajoz colocará en el interior de la torre. Si el aporte es superior a 500 €, la mención se situará en lugar preferente y se podrá incluir el logotipo, en caso de tratarse de una empresa o colectivo.

La pieza original, que actualmente se conserva en un almacén del Museo Arqueológico Provincial en el Polígono de El Nevero, se utilizará como modelo para la fundición de la nueva, para lo cual se han pedido los permisos correspondientes a la Dirección General de Museos. Una vez que se complete el proceso de fundición, el Ayuntamiento prevé exponerla en la Museo de la Ciudad, si el organismo correspondiente autoriza su cesión.

Con la nueva campana instalada, el Ayuntamiento decidirá cuales serán los usos que se le dé, y en que momento sonará: para marcar las horas a diario, para anunciar el comienzo de fiestas locales,… En cualquier caso, Mejías ha indicado que se «escucharán propuestas para tomar la decisión final».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí